Pequeña Miss Sunshine

14 de febrero, 20:00 h.

Pequeña Miss Sunshine
EE.UU., 2006, 101 min. Color

Dirigida por Jonathan Dayton y Valerie Faris
Interpretada por Alan Arkin (el abuelo), Steve Carrell (Tío Frank), Toni Collette (Shery, la madre), Abigail Breslin (la niña, Olive), Paul Dano (Dwayne, el hermano), Greg Kinnear (Richard, el padre)
Guión de Michael Ardnt
Fotografía: Tim Suhrstedt
Música: Michael Danna y Devotchka

Calificación: Todos los públicos


ARGUMENTO

Los Hoover son una familia conflictiva: el abuelo esnifa cocaína y suelta palabrotas; el padre da cursos sobre el éxito con estrepitoso fracaso; la madre no da abasto; el tío se recupera de un suicidio frustrado al ser abandonado por su novio; el hijo adolescente lee a Nietzsche y se niega a hablar, y la hija pequeña, Olive, gafotas y ligeramente gordinflona, quiere ser una belleza. Cuando un golpe de suerte lleva a Olive a ser invitada a participar en el muy competitivo concurso de "Pequeña Miss Sunshine" en California, toda la familia Hoover se reúne para ir con ella. Se apilan en su oxidada furgoneta Volkswagen y se dirigen hacia el Oeste en un tragicómico periplo de tres días lleno de locas sorpresas que les lleva al gran debut de Olive, el cual cambiará a esta familia de inadaptados de una forma que nunca hubieran imaginado.



DATOS DE INTERÉS

- La película obtuvo cuatro nominaciones importantes a los Oscar: mejor película, actriz, actor secundario y guión original. Obtuvo dos: al mejor guión original para Michael Ardnt, y al mejor actor de reparto, Alan Arkin (el abuelo). Abigail Breslin, la niña protagonista, estuvo nominada a la mejor actriz principal, una de las nominaciones a un actor más joven de la historia del cine.

- Esta película fue toda una sorpresa en 2006. Su bajo presupuesto, la falta de experiencia de los directores, su extraño guión y su factura indie o alternativa hacían presagiar escasa distribución y rápido olvido. Sin embargo, funcionó el boca a boca, tanto en América como en Europa, y cosechó un notable éxito de público y crítica.

- Jonathan Dayton y Valerie Faris, los directores, son marido y mujer. Suelen trabajar siempre juntos. Pese a que es su primera película, son dos afamados y prestigiosos realizadores de videoclips para grupos musicales de primera fila como REM o Los Ramones. Han dirigido también series de televisión. Poseen numerosos premios en el mundo de la publicidad, los vídeos musicales y la televisión.

- Se ha convertido, en sólo un año desde su estreno, en un verdadero clásico en ciclos de cine, educación y familia.


SUGERENCIAS PARA EL DEBATE


- Observa el papel del viaje en esta película. No en vano, se trata de una road movie con todas sus características estructurales de género: estructura en sarta (episodios ensartados), viaje como aprendizaje, interacción, clímax final.


- Toda buena aventura basada en el viaje de los protagonistas aprovecha esa estructura para analizar y criticar ciertas realidades sociales, además de esos concursos de belleza infantiles tan comunes en EE. UU. y tan incomprensibles para los europeos. ¿Qué más motivos de crítica social hallas en la película?


- Observemos el papel de la madre en esta película. Es probablemente es único personaje no neurótico de la familia y alrededor de ella orbitan todos los demás. En cierto modo, es quien da equilibrio a toda la familia pues sirve de contrapunto con respecto a todos los demás. Si ella no fuera una persona más o menos equilibrada quizá no habría punto de apoyo y carecería de sentido todo el sistema familiar.


- Analiza a cada uno de los personajes, todos ellos tan distintos entre sí. A todos les une cierta tendencia a la neurosis: todos están obsesionados con algún tema y todos son, a su manera, unos fracasados. La película, insistimos, se ha convertido en un verdadero clásico en cualquier ciclo de cine que enfoque los problemas de la educación y la familia. Sin embargo, esta familia es verdaderamente peculiar y extravagante. ¿Por qué, entonces, creéis que se ha tomado como punto de partida para la reflexión sobre el tema de la familia?

- Evidentemente, esta es una película muy familiar. Los elementos individualizados son ciertamente desastrosos, pero el conjunto, la familia, puede con todo. Mejor o peor, todos los problemas que son abordados desde el conjunto de la familia son resueltos, algunos ciertamente difíciles.

- Reflexiona acerca de la importancia de factores emocionales como la autoestima, la necesidad de logro, la autoimagen, etc., para el desarrollo integral de nuestros alumnos. Casi todos los personajes de la película buscan realizarse, aunque influidos por una sociedad mercantilizada y neurotizante (el padre busca rendir en el trabajo a toda costa, la niña parecerse a las misses de la tele).

- Desde la película se defiende la familia como espacio donde aceptar las diferencias de manera saludable. Pero, ¿es la escuela un espacio que propicie esto? Recordemos el aumento de casos de violencia, discriminación o bullying en nuestros centros educativos. ¿Qué está fallando?


WEBS DE APOYO

- Ficha didáctica para trabajar la película con 4º ESO
- Habilidades Sociales en Educación Infantil.
- Inteligencia Emocional en Educación Infantil.
- Descubro mi autoestima: materiales para Educación Primaria.
- La autoestima en Primaria y Secundaria (powerpoint).
-
Tiempo libre y ocio saludable (materiales CNICE).
- Educación para la Salud.
- Ciclo monográfico de cine sobre familia y educación.
- Artículo sobre la ausencia de la familia en el cine negro como rasgo del género.
- Un nuevo ciclo de cine sobre la familia.
- Artículo de teoría social sobre la familia contemporánea.
- La familia como sistema antropológico básico. Artículo sobre la cuestión.
- Debate sobre el concepto de familia en la actualidad.
- Artículo sobre la realidad de las Misses infantiles en Norteamérica.
- Pequeña Miss Sunshine dando ejemplo sobre los concursos de modelos infantiles.
- Web oficial de la película.


OTRAS PELÍCULAS
(que abordan el tema de la familia en el cine)
MATERIAL AUDIOVISUAL
(Se recomienda no ver los vídeos antes de ver las películas)




72 comentarios:

Piedad Jiménez Rivera dijo...

Una película agradable de ver donde se entremezclan temas tan diferentes como: la crítica a las realidades sociales, la familia como núcleo fundamental de aprendizaje y amor, la frustración, la enfermedades mentales, la muerte.
En nuestro mundo actua el tipo de familia que predomina es la "Nuclear", por este motivo me ha impresionadó como modelo de familia "el tradicional " donde dos o tres generaciones conviven juntas. "La familia" como centro de aprendizaje, transformacion, amor y la "critica" a los concursos de belleza y por ende la manipulación de los medios de comunicación son los temas centrales de la película.
¿No sería necesario cambiar la programación de las cadenas de televisivas? ¿ no somos, todos, un poco culpables de las metas (tan penosas) que tienen nuestros alumnos e hijos?.
En esta película puede verse como un "programa de televisión" influye de tal manera en la vida de una niña, que cambia por completo la vida de una familia. ¡En este caso, excepcional, para bien!.

Anónimo dijo...

Ante todo he de decir que una de las claves que yo considero fundamentales cuando acudo al cine, sea o no en un curso, es divertirme y si se puede aprender algo o reflexionar.
Pues bien, con la película de este jueves me he divertido mucho y además he intentado ver algo del mensaje que desde la película se nos intentó transmitir.
Si bien es cierto que en cuanto a cuestiones técnicas o de presupuesto, que en muchos casos van unidas, la película no aparentaba ser una superproducción algo que se destacaba tanto en los actores que la protagonizaban como en los decorados, los detalles técnicos o la misma validez e los guiones propiamente dichos. No demasiado profundos o de caracteres enfrentados en visiones maniqueas a lo Heat.
Lo interesante de esta película era ver a una serie de personajes que desarrollan sus vidas en un entorno parcialmente desestructurado, término muy del gusto de la enseñanza donde cada uno lucha por expresar, bien es cierto que sin demasiada pasión aquello en lo que cree. Bueno, todos menos una: la pequeña niña que quiere ser la pequeña miss sunshine de ese año desde su más tierna inocencia.
Para ello ha recurrido a la ayuda de su abuelo yonqui, Por cierto, de lo mejor de la película que al estar drogado no tiene mejor idea que enseñar a la niña una coreografía basada en aquellas que las señoritas cabareteras a lo Sriptease hacen en sus salas. Ella, inocente confía plenamente en su abuelo y su representación irrumpe como un soplo de aire fresco, salvando la moralina, en una especie de actuación coral de repipis y niñas con afeites hasta en las cejas. Muy simpático, genial.
Por no hablar de las escenas de la furgoneta en movimiento, del policía al que le gusta el porno, del hermano que adora a Nietzsche y que no habla, del padre que enseña 9 claves para el éxito,...
¿El fondo moral o el mensaje? Es demasiado evidente como para comentarlo:
-Familia rota o cuasi rota.
-Lo superfluo de los concursos de belleza.
-El fracaso de las fórmulas del éxito.
-Las drogas que llevan a la muerte.
-El amor frustrado llevado al extremo del suicidio...
-Y de fondo general de todo, la caída del sueño americano en sus múltiples verientes: El piloto, la modelo, la fórmula del éxito,...
Sin embargo una nota queda para la sonrisa y la unión...Toda la familia se desvive, pese a los problemas personales para que la pequeña, dirigida por la sabia televisión, que diría Homer Simpson, consiga su sueño de ganar el concurso de Miss Sunshine.
Muy salada.
José Muñiz Rodríguez

Anónimo dijo...

Una película como la vida misma:hay amor, muerte, enfermedad, conflictos, suicidio,fracaso laboral... deseos y sueños.
Película divertida, dinámica, exacerbada y crítica con los concursos de belleza infantiles que actualmente están causando verdadero furor en Norteamérica.

La acción trasncurre en el núcleo de una familia, donde cada uno de sus miembros tiene algun tipo de obsesión, a excepción de la madre, que representa el equilibrio y por tanto el nexo de unión entre ellos.
Esta locura de familia inicia un viaje en furgoneta cuyo objetivo es conseguir que Olive participe en ese concurso de belleza. Este viaje representa el camino que cada uno hace para superar sus propios fracasos, y poco a poco unirán sus fuerzas para lograrlo.
Lo consiguen cuando todos juntos se manifiestan bailando y deciden acompañar a la pequeña en su actuación, evitando así que pueda sufrir.
Sinceramente, me ha encantado!

Dulce Maria Pardo.

Anónimo dijo...

La pelicula me recuerda a esa bola de nieve que aparece en los dibujos animados que cada vez se va volviendo más y más grande y se va tragando todo lo que encuentra a su paso.Asi es "pequeña Miss Sunshine",empieza como una idea simple:una niña que quiere ir a un concurso infantil de belleza y debido a que se trata de una familia bastante peculiar y no una "normaL"( ¿existen las familias normales?)todo se va complicando a medida que trascurre la pelicula pero al mismo tiempo todo se va despejando y esas nubes negras que parecían estar encima de los protagonistas se van alejando.Al final todo los personajes salen esperanzados y recuperando su autoestima.No solo la niña se convierte en una ganadora a los ojos de su propia familia sino que es tambien la familia la que gana pues si a principio parecia haber cierto distanciamento entre sus miembros ahora los lazos de amor y cariño se refuerzan. Helena Grajera Jariego

amsiru dijo...

La película nos ofrece grandes momentos cómicos, relacionados casi todos con esa furgoneta que va descuajaringando a lo largo del viaje.
Por otra parte, la apuesta por una camaradería crítica en el grupo, encauzada siempre por el lado femenino, ayuda a sobreponerse a la adversidad y salir adelante en pro de un próximo proyecto común.
El director quita solemnidad al acto educativo, uniforma las edades desde la madurez y la sinceridad, y prepara a los personajes para ir asumiendo los cambios y reveses vitales a gran velocidad, concienciándolos de que las cosas pueden ser diferentes de un momento a otro.
A medida que se disipan los sueños de todos los personajes -padre, tío, hermano, crece el de la pequeña porque se trata de un sueño compartido por el grupo, en cuya consecución cada cual se queda con el papel que le han asignado sin más.

Ángel Manuel Silva Ruiz

Magdalena Bernal dijo...

Esta historia no me ha atraído tanto como las anteriores, aunque debo destacar la interesante información que se desprende de esta película. Una familia norteamericana de clase media en la que el padre es un hombre que busca en la vida su éxito y el de su familia, en concreto el de su pequeña hija al precio que sea.
Se obsesiona con el fracaso y piensa erróneamente que todo aquél que no triunfe es un total fracasado. Y es que él mismo se siente así cuando no consigue publicar el libro de los nueve pasos para alcanzar el éxito, porque según su editor: a nadie le interesa el asunto.
Nuestra mentalidad europea choca con la concepción que los norteamericanos tienen de presentarse a un concurso de belleza, algo tan vanal y superficial para nosotros, esta familia lo hace transcendente. Y así el viaje desde su localidad a California está cargado de una serie de peripecias mediante las cuales conocemos más detalladamente a cada uno de los miembros que forman esta peculiar familia. El abuelo, excombatiente en Vietnam, cocainómano, el tío de la pequeña, que intentó suicidarse por un fracaso amoroso, son los personajes más coherentes y sensatos.
El silencio voluntario del hijo como castigo a los padres por no dejarle que estudie para piloto de las fuerzas aéreas es la única rebelión que observamos como espectadores.
Los seis personajes que constituyen la familia se ven obligados a convivir estrechamente durante los dos o tres días de viaje hasta California en una destartalada furgoneta para satisfacer la ilusión de una niña de siete años y la obsesión de un padre empeñado en alcanzar las mieles del éxito. El "todo vale" es una expresión efectiva en la vida de este padre que antepone la llegada de su hija al concurso que enterrar al abuelo accidentalmente fallecido en esa carrera frenética hacia la fama.
Como profesora de Secundaria proyectaría esta película para bachillerato. Intentaría que los alumnos en relación con obras como El Quijote o cualquier otra historia novelada apreciaran el viaje como motivo primordial de catarsis o transformación de los personajes. Podríamos aprender a valorar la enseñanza que se obtienen de las imnumerables circunstancias que nos ofrece la vida y la convivencia estrecha con otra u otras personas o incluso, entre los miembros de una misma familia.

Anónimo dijo...

Desde mi punto de vista, los personajes resultan poco definidos si exceptuamos el homosexual comprensivo. En esta línea creo que el encuentro en la gasolinera con su ex no tiene desperdicio.
El abuelo es el personaje menos conseguido, a lo mejor lo eliminan por eso; su lado molón con los nietos resulta patético, y el lado tierno-duro de padre, insuficiente.
El final crítico, pero previsible y empalagoso, con un pasteleo poco coherente con el desarrollo de la película.
En cuanto a la esperanza en el benjamín me parece un tema manido.

Carmen Folgado Fernández

Julia Timón dijo...

La frase que se repite hasta tres veces y que el guionista, mire usted por qué, pone en boca de la madre es "somos una familia": por encima de nuestras diferencias, de nuestros objetivos, de nuestros fracasos o exitos, de nuestra enfermedad, decepciones...¡somos una familia!La furgoneta amarilla para mi que quiere representar la unidad de la familia que a pesar de estar siempre en movimiento ( "viaje") sigue junta en los momentos claves. No puedo evitar pensar en la "manada" quizá un término muy biológico y así ocurre en la naturaleza, su fuerza es su unión. Los que tienen varias mascotas saben que con el tiempo viviendo juntas se encariñan. También añadiría que me ayuda a ver el lado duro de la vida de forma menos dramática. La vida es lo que es y aceptemos a los demás en la diferencia y sin juicios destructores. Creo que la enfocaría por ahí a la hora de visionarla en el aula.En mi comentaria he preferido no repetirme en otras muchaas cuestiones que ya han sido desarrolladas por mis compañeros estupendamente. Me recuerda a Berlanga.

Sara Flores González dijo...

De las dos películas que he visto, “Thirteen” y “Pequeña Miss Sunshine”, esta última me ha gustado más pues es una forma más divertida (y cómica) de reflejar la sociedad en la que vivimos, sobre todo, la americana, y la familia. Y es que esta familia es el más completo desastre pero, aún así, el padre quiere convencerse a sí mismo de que son una familia triunfadora.
Si analizamos la conducta individual de cada uno, observaremos que cada uno tiene una obsesión: el hijo mayor ha dejado de hablar porque lo único que quiere es pilotar aviones (y sus padres se lo tienen prohibido), el tío Frank ha intentado suicidarse por un fracaso amoroso, el abuelo lleva una vida totalmente desenfrenada y el padre intenta convencer y convencerse de que son unos triunfadores. Por su lado, la niña opta a ganar un importante concurso de belleza y su madre, la que parece estar más cuerda, la apoya en todo momento. Sin embargo, podemos ver en una de las escenas del final cómo la madre no espera que su hija triunfe, sino que, simplemente, sea feliz. Es la escena en la que le explica a Olive que puede abandonar en cualquier momento, que para ellos siempre será una ganadora, y que la aceptan tal y como es, sin que tenga que demostrarles nada.
Por otro lado, también es criticable la discriminación de muchas personas debido a su físico. Es un tema que también se pone de relieve en la película y, desgraciadamente, no sólo ocurre en la sociedad americana. Por todos lados nos bombardean con estereotipos, con unos determinados cánones de belleza que hacen que emitamos un juicio (cuando no discriminación), a veces equívoco, de las personas por su aspecto físico. Los maestros deben, con la ayuda de los padres, intentar enseñar que hay que conocer a las personas más allá de su aspecto físico, pues hay valores que no se pueden ver.
Otro tema que aparece, y del que ya hemos hablado, es la familia. La película nos muestra cómo una familia tan desastrosa, y en un principio tan desunida aparentemente, puede al fin resolver sus problemas. Porque con la ayuda y colaboración de todos se puede seguir adelante y en algunos momentos es necesario dejar atrás cabezonerías y orgullo para un bien familiar común (por ejemplo, el hijo mayor deja su cabezonería de no hablar para ayudar a su hermana a cumplir su sueño; y el padre termina reconociendo que, en realidad, son unos fracasados).
Por último, cabe preguntarse si la escuela tiene la culpa de todo esto. A mí me parece que la mayor parte de culpa la tiene la familia. Hasta los 3 años un niño no suele asistir a la escuela y, hasta ese momento, está recibiendo la educación de sus padres. La escuela debe transmitirle también valores y educación pero los pilares básicos los han debido de poner la familia. Pero, ¿y la sociedad? En realidad, unos más, otros menos, pero todos tenemos parte de culpa.

Sara Flores González

Anónimo dijo...

Película entretenida, rápida y aparentemente sencilla. Como trasfondo se tratan muchos temas de actualidad aunque sin profundizar demasiado. La familia , como elemento integrador, parece ser lo mas importante y la madre es su principal baluarte. Aparece el problema de falta de comunicación en la sociedad actual, donde paradójicamente mandan los medios de comunicación. También están presentes los problemas de inseguridad y desequilibrios emocionales, con los consabidos programas de autoayuda que parecen arreglarlo todo.
Un aspecto importante que tratado es el de las expectativas que la televisión crea en niños y adolescentes, expectativas irreales en muchos casos y que conducen a fracasos y decepciones.
Aparecen, como con pinceladas, otros temas como las drogas y la homosexualidad.
El final nos muestra la importancia de la unión de la familia ante los problemas y el hecho de ser optimistas ante la vida, tratando siempre de ver la botella medio llena. Hecho que nos ayuda a recuperarnos ante los reveses que el azar nos pueda proporcionar. Me lo pasé muy bien viéndola .Eustaquio Morgado Corchado.

Anónimo dijo...

El primer plano inicial de Olive con las gafotas hace presagiar lo que será la película. Un largometraje muy sencillo que se acaba convirtiendo en una Road movie al uso, en la que los protagonistas y todo lo que les rodea se va deteriorando a medida que pasa el tiempo. El final es muy predecible y facilón pero es la única salida que ofrece el argumento. Ahí radica una de las principales virtudes de esta cinta: El guión es muy sencillo pero está presentado de forma impecable. La otra es toda la gama de personajes que rodean a la protagonista.
Desde el punto de vista educativo, la película muestra el afán de un padre de familia por que su hija Olive sea una triunfadora. El resto de la familia se encarga de mostrarle a la niña y de paso a todos los espectadores (a modo de moralina con patas) que el éxito no siempre se reduce a conseguir lo que uno quiere o ganar en todo sino que el verdadero éxito se encuentra en el disfrute que cada individuo saque de su cotidianeidad. Finalmente, el padre y por ende toda la familia entran en una catarsis colectiva al son de un re-mix del “U can ´t touch this”de MC Hammer y hacen un corte de mangas metafórico a todo el personal.
Y hablando de cine y de fracaso, cabría decir que siempre resulta agradable ver que con poco presupuesto se puede hacer buen cine. El verdadero fracaso es malgastar montañas de dólares en películas insulsas. Un ejemplo claro: Spielberg hizo una de sus mejores películas(el diablo sobre ruedas) con 4 perras y 25 años después con todo el presupuesto del mundo perpetró “Inteligencia artificial”. Eso si es un fracaso!
By: José Manuel González Muñoz

Anónimo dijo...

La película es genial, me ha gustado mucho. Pienso que se puede trabajar perfectamente en Secundaria, aunque la problemática básica esté vista desde los ojos de una niña bastante pequeña.
No parece una familia típica americana, como estamos acostumbrados a ver en otras películas. Los miembros de la familia son muy diferentes, perfectamente definidos,peculiares y casi sin ninguna relación entre ellos que no sea vivir bajo el mismo techo. Pero da gusto ver cómo, poco a poco, todos luchan por dar gusto a la niña que todos quieren.la ilusión de la niña se convierte en la meta de todos y por encima de todo.A todos los salva el amor y, a partir de ahí, empienzan a aflorar unos personajes ricos, inteligentes y humanos.
Me pareció horrible la teoría del padre sobre fracasados y triunfadores que trataba de inculcar también en el ámbito familiar; menos mal que estaba la madre para contradecirle, madre muy tranquila a pesar de las circunstancias.
Quisiera señalar dos escenas preciosas. La primera cuando la niña, sin decir nada, consigue que el hermano suba a la camioneta. Y la segunda cuando se van incorporando de uno en uno a la camioneta, una vez que la ha arrancado el padre.
Me ha recordado la película "Historias mínimas".

Anónimo dijo...

Acabo de enviar mi comentario sin nombre. He terminado diciendo que me ha recordado a la película "HISTORIAS MÍNIMAS".
Firmado: Maria Teresa Claver Romero.

Anónimo dijo...

Me ha parecido una película muy divertida, sobre todo las escenas en las que tenían que empujar la furgoneta. Un detalle sobre el que merece la pena decir que simboliza la unión de la familia, que sigue adelante gracias al empuje de todos. Y es que esto ocurre cuando todos parecen estar más hundidos.
Bien, haciendo un "flashback" procedo a comentar la peli desde el comienzo. Al pincipio, nos presentan a los personajes por separado: un padre obsesionado con el triunfo introduce el tema principal, el miedo al fracaso; una madre estresada y afanada por ayudar a todos para mantener la familia unida; su hermano, un homosexual que ha intentado suicidarse por sentirse derrotado por las dificultades de su condición sexual y el abandono de su novio; su hijo, que ha dejado de hablarles porque no le dejan estudiar para piloto; el abuelo, que se hizo cocainómano en la residencia de ancianos parece ser el único que pasa de todo, menos de la pequeña Olive,obsesionada con triunfar en un concurso de belleza de televisión, y a la que él ayuda.
En definitiva, todos persiguen el triunfo a su manera y todos se enfrentan a la derrota durante el viaje al concurso de belleza: el padre se entera de que su libro para conseguir el éxito no se publicará, el joven descubre que no podrá ser piloto por ser daltónico, el tío se encuentra con su ex, que está con otro, el abuelo muere por sobredosis, la niña no sabe si llegará al lugar de sus sueños, y la madre ve como todo se resquebraja, sobre todo su relación de pareja que sufre bastante.
Al final, la furgoneta como dije es empujada por todos y permanecen unidos, dando una lección de humildad a la frivolidad del ansiado concurso de belleza al resto de espectadores y a muchos de nosotros quizás también.
ROSA I. TAMUREJO SANCHEZ

Anónimo dijo...

Hola Mª Jesús, soy David. Espabila y publica ya los comentarios, que están muy bien. No seas tan perfeccionista.
Dile a Pixel que ya pasó el día 3, que ya puede empezar a vivir.
A ver cuando nos vemos.Besos de Raúl.
Recuerdos a Ramón Besonias

Anónimo dijo...

Me sorprendió cuando uno de los organizadores de este Ciclo comentó que en la corta historia de vida de esta película (apenas año y medio), ya se había convertido en un clásico de los Ciclos de Cine que se estaban realizando.

Al verla he comprobado que tiene todos los ingredientes para ello. Cuenta varias historias a la vez, cada una de un personaje completamente diferente al resto y con un dinamismo impecable. Pero desde el punto de vista educativo y teniendo en cuenta el nivel que enseño me quedaría con el personaje del adolescente, que es a mi modo de ver, el que más transformaciones sufre a lo largo de la proyección (aparte del abuelo, por supuesto).

Es tremendo observar cómo este chaval pasa del mutismo inicial y extremo, de la rebeldía típica de su edad, a la confesión de sus sentimientos más íntimos con la persona más desconocida del grupo familiar. El guionista y/o director han sabido muy bien retratar a un adolescente actual, tanto en su forma de vestir, comportarse, sentir, pensar y hablar. Muchos de nosotros podemos ver retratado a muchos de nuestros alumnos en este personaje y ¿por qué no?, a algunos de nuestros hijos...

Mª del Mar Paredes

Anónimo dijo...

Hemos podido disfrutar de una maravillosa película en cuanto a su calidad artística y muy aprovechable desde el punto de vista didáctico. En clave de hiumor podemos presentar una serie de temas cotidianos facilemte identificables. El tema central en mi opinión es la consecución del éxito fácil, basado en una serie de valores vacíos como son la belleza efímera. Como temas secundarios se tratan el fracaso de los sueños o proyectos, la homosexualidad, la soledad del adolescente, el suicidio, las drogas, etc. todo esto mezclado en el contexo de la familia.

José Luis Galeano Martínez

Anónimo dijo...

De nuevo una película divertidísima que te hace reir a pesar de tratar temas tan dramáticos como el suicidio o la drogadicción.
Me ha encantado el heterogéneo grupo de personajes que componen la familia,un abuelo drogadicto, un tio homosexual que ha intentado suicidarse, un hijo que ha decidido no hablar porque no le dejan prepararse para ser piloto, un padre fracasado que escribe libros para conseguir el éxito y que continuamente da lecciones a la familia, una niña allena de ilusión que pretende ganar un concurso de belleza siendo poco agraciada físicamente. Y todos estos personajes se apoyan y logran un poco de cordura gracias a la estabilidad y tranquilidad de la madre que mantiene la familia relativamente unida, aunque lo que realmente los une a todos es el amor que sienten por los otros que si bien no se pone de manifiesto mediante palabras si lo hace mediante obras, ya que todos acceden a viajar en una vieja furgoneta para que la pequeña consiga su sueño.

Me gustó especialmente la escena en la que el joven habla con su tio a las puertas del hotel en el que se celebra el concurso, Llega a la conclusión de que hay que hacer solo aquello que te apetece en la vida, que los sacrificios no tienen sentido, y acto seguido entran sin ninguna gana a ver el concurso de belleza. A veces tenemos que hacer cosas que no nos gustan pero merecen la pena si hacemos felices a los que nos importan.

Divertidisimo cada vez que la familia se monta en la furgoneta, aunque se repite la escena varias veces siempre arranca las mismas carcajadas.

Inmaculada Casimiro Manzano

Anónimo dijo...

De todas las películas que llevamos vistas, esta es, con diferencia, la que mejor sensación me ha dado, me ha encantado, no me la esperaba así, nunca la había visto y tampoco relacionaba el título con lo que luego fue.
Me han entusiasmado mucho tanto la trama, como todos sus protagonistas, sin excepción ninguna, y sobre todo la pequeña niña, es lindísima... ya me gustaría a mi tener alumnos así...
Comedia muy rápida, que contagia de vitalidad y que no se hace para nada pesada, con una familia de lo más particular; abulo dragadicto, padre absolutamente preocupado por el éxito, hijo con un mutismo gracioso, hija pequeña regordita y con unas gafas que se le salen de la cara soñando ganar un concurso de belleza, tío tratando de recuperarse de un intento de suicio al ser abandonado por su novio y una madre que trata de ser el nexo de unión y de cordialidad, de todos.
Pues bien, todo ello hacen de Pequeña Miss Sunshine, una película grande, en la que se tratan las rarezas humanas y la inadaptación de los personajes, tratando de ser como los demás.
En resúmen, la película cuenta cómo una familia pone todas sus esperanzas en que su hija pequeña gane un concurso infantil, para de esa forma, poder pertenecer a esa "maravillosa" sociedad del éxito que nos rodea, y todo ello, contado de una forma sencillamente, genial.

Pilar Cayero Lebrijo.

elena torres dijo...

yo no me animo a hacer una descripción de la película, que para eso la hemos visto todos, ni una crítica cinematográfica, porque no me siento capacitada. Pero lo que sí me gustaría comentar es la sensación estupenda con la que llegué a casa después de verla. Me fijé especialmente en los rostros de los compañeros a medida que despejábamos la sala: una media sonrisilla preciosa.
Sospecho que éramos muchos los que nos fuimos de allí con un cosquilleo por dentro y una sensación de optimismo y alegría, que ya me gustaría conservar cada día. Y eso es de agradecer.

elena torres bautista

Anónimo dijo...

Esta ultima película, aparte de ser divertida, ha sido muy apropiada para el ciclo que estamos realizando.
Critica a la sociedad americana y esta crítica es extrapolable cada vez más a la nuestra; ya que nos reímos de esos concursos de belleza tan peculiares que ellos organizan, pero vamos a ver cuánto tardan en llegar hasta nosotros, por lo pronto, la obsesión por los “fitness”, los”spining” y demás ya tienen carta de naturaleza plena.
Por otra parte, ninguno de los personajes vuelve igual que se fueron, especialmente al abuelo (es broma, claro), ya que el viaje les ha proporcionado un cúmulo de aprendizajes que los ha hecho crecer como personas y, como toda buena enseñanza, siempre deparará buenos frutos en el futuro.
En fin, que me he reído con la película y he pasado un buen rato con todos vosotros.
Hasta la próxima, Sixto Galán Melo.

cazorla dijo...

Divertidísima película que bajo su estructura cómica, nos sumerge en una familia formada por la suma de personalidades psicóticas y de una madre que intenta mantenerla a flote.
La composición familiar no puede ser más singular: el cabeza de familia es un fracasado experto en autoestima; el abuelo, un toxicómano mal hablado, que sin embargo acompaña y ayuda a su nieta en sus sueños; un hermano inmerso en un mutismo voluntario, que odia a todos y a y todo lo que le rodea; a ellos se les suma un tío homosexual y suicida que acaba de salir de un psiquiátrico; y como eje, una pequeña con sueños de miss, aunque también con complejos e inseguridades.
Me enternece especialmente el cambio que se produce en el hermano, ya que al comienzo, cuando su tío llega a casa, le escribe “BIENVENIDO AL PARAISO” (expresando con ello su ironía); o más adelante, tras la crisis de ansiedad que le desata el descubrimieto de su daltonismo, les describe como “DIVORCIO, BANCARROTA Y SUICIDIO”. Sin embargo según van haciendo kilómetros, va humanizándose, descubriendo sus emociones y sentimientos: es el primero en descubrir que olvidaron a Olive en el área de servicio, le pide a su hermana que abrace a su madre cuando ésta se derrumba, decide continuar el viaje sin necesidad de más argumentos que la visión de Olive. Al volver a comunicarse, y una vez superada su angustia, dice,”siento lo que he dicho, estaba enfadado y no sentía lo que dije”, creo no se refiere sólo a ese momento de rabia, sino que pide perdón por todo el tiempo que ha estado refugiando su odio en el silencio.
Por supuesto que es una película familiar. Aunque al principio aparezca como la suma de personajes aislados y sin vínculos, donde cada uno está inmerso en sus propias neuras. A lo largo del viaje van confluyendo y encontrándose, de modo que llegan a convertirse en una auténtica familia en la que dejan a un lado sus necesidades e intereses para ayudar a otro miembro: así, posponen el funeral del abuelo;el hermano acepta continuar el viaje; el padre olvida los “nueve” pasos y suplica delante de su familia y desconocidos con el fin de conseguir la inscripción de Olive en el concurso. Así pues, el viaje a California, simboliza la transformación de la familia en general y de cada personaje en particular.
La película sirve también como crítica a los concursos de “Miss”, especialmente dirigidos a las niñas. Es una crítica abierta, retratando a niñas, madres, presentador y organización como personajes artificiales (peinados, vestidos, maquillaje, poses, gestos...). Las concursantes son “perfectas”: desfilan, cantan, bailan... como si de profesionales se tratara. La familia teme por el dolor que el inminente fracaso de la pequeña pueda provovarle, pero ella decide continuar y mostrarse tal como es, mostrando el divertido y escandaloso número que ensayó con el abuelo.También se critica esta realidad social cuando el padre le aconseja, para llegar al éxito, evitar los helados, sin embargo el resto de la familia la anima indirectamente a disfrutar de él.
El humor y el tono cómico no excluye algunos toques emocionales, casi todos de mano del abuelo: su muerte, dedicarle la actuación, la visión de la sábana que envolvía su cuerpo, el acercamiento a su hijo para consolarle...
Para terminar, creo que deberíamos reflexionar sobre la aceptación de las diferencias en la escuela. Sería estupendo que esto fuese una realidad, pero creo que ésta es otra muy distinta. Normalmente se premia la docilidad, el no desmarcarse de lo que establecen las normas (y de hecho desde pequeños aplacarnos cualquier respuesta, comportamiento, actitud creativa y “fuera de tono”). Tal vez estemos haciendo de nuestros alumnos pequeños adultos, idénticos los unos a los otros y cortados por un patrón, eso sí, políticamente correcto.
Eva morales Jiménez

Maria Carmen Garcia dijo...

Es la única película del ciclo que había visto, pero la verdad es que he disfrutado un montón volviendola a ver. Me sorprendió la primera vez (no esperaba para nada ese peliculón después de ver el trailer en el cine) y consiguió hacerme reir en más de una ocasión y me ha vuelto a sorprender ahora.

El viaje es todo un alegato a estar siempre en movimiento, a estar en la vida dispuestos a avanzar,...a no quedarnos estancados, a correr para coger el tren (en este caso la furgoneta). Relacionándolo con la educación, todo aprendizaje es un viaje que parte de lo ya conocido para llegar a lo que queremos conocer.

La película aborda un montón de realidades sociales:

Los que se quedaron "colgados" como los combatientes de Vietnan, encarnado por el abuelo, papel sin desperdicio que hasta después de muerto nos hace reir (genial la coreografía que le preparó a su nieta).

La realidad homoxesual, encarnada por el tío, que siendo un gran experto en literatura, intenta suicidarse por un desengaño amoroso. Impresionante el diálogo del tío y el sobrino al borde del mar.

Los adolescentes de turno, encarnado por el hermano. Todos ven normal que no hable y parece el más encerrado en su mundo, y sin embargo es el único que se da cuenta de que su hermana no está en la furgoneta, que se la han olvidado en la gasolinera. Desgarrador cuando comenta que los años de instituto son los peores de la vida (¿tendríamos que replantearnos algo como docentes?)

El sueño americano, encarnado por el padre. Se dedica a dar conferencias sobre los pasos del éxito cuando en realidad es un auténtico fracasado.
La influencia de la televisión y de los estereotipos de moda y belleza, encarnada por la niña cuyo sueño es llegar a ser miss Sunshine.Increible en nuestra sociedad todo este tema de mises infantiles pero tenemos casos como "Lluvia de estrellas" o "Tú sí que vales" en las que vemos niños "explotados" por sus propios padres.
Los camerinos y el ambiente del concurso son absolutamente decadentes. El padre y el hijo se dan cuenta de que "eso" no puede hacerle ningún bien a la niña e intentan impedir su actuación. Al final, la actuación se convierte en uno de los puntazos de la película y cuando toda la familia sale a bailar es como la liberación final de tantas penurias.

La sensatez, encarnada por la madre, como pilar de la familia y como eje aglutinador de la misma.
La familia, en sí, es la que consigue salir adelante : todos necesitan a todos y entre todos pueden resolver sus problemas (aplicable a la educación). Hacer que ande la furgoneta se convierte en un alegato de conseguir que funcione la familia. Cada uno tiene su sitio y cada uno es aceptado tal y como es.
La escuela debía desde luego propiciar esta aceptación de las diferencias: no intentar uniformar ni unificar a nuestros alumnos sino conseguir de cada uno lo mejor de ellos.
M.Carmen García Romero

Anónimo dijo...

Esta película me ha gustado bastante, aunque se nota que no es una gran superproducción se hace amena y engancha hasta el final. Sobre el modelo de familia, qué decir que no hayan posteado ya. Todos los personajes fracasan en algún momento de la película pero cuentan con el apoyo del resto de los miembros de la familia. Quizás la moralina es muy fácil, pero sales de la sala con una sonrisa. Es una película de las que se recuerdan.
Victoria Cejudo García

Anónimo dijo...

Dos temas muy humanos son los que trata la película: la desesperación y el éxito. A lo largo de la película se desprende una ideología peculiar sobre ambos conceptos que es transmitida a los dos hijos, aunque la película se centra en Olive, que por su edad (siete años) es como un recipiente vacío en el que se van depositando todas las visiones de su familia al respecto. Sus padres, su abuelo, su hermano y su tío, la bombardean con mensajes contradictorios y neuróticos de los que ella deberá extraer una lección vital que acabe por conformar su personalidad. Educar es destruir al niño que llevamos dentro para hacer surgir un adulto, y en Pequeña Miss Sunshine vemos como la protagonista tiene que ir dejando atrás la infancia asumiendo la verdad más terrible de la vida adulta: que los sueños se resquebrajan y se rompen pero que hay que seguir adelante aunque lo único que tengamos sean los pedazos. Me gustó mucho la contraposición entre dos escenas: esa en la que Olive escucha música con los cascos puestos mientras su abuelo defiende el uso de las drogas en la vejez y le dice a su nieto que se acueste con cuantas mujeres pueda; y esa otra escena del final en la que Olive no lleva cascos y escucha perfectamente como su hermano dice que se van a reír de ella en el concurso de belleza. No se pueden llevar siempre cascos que nos impidan oír, no se puede ser siempre un niño, y la única manera para dejar de serlo no es otra que el sufrimiento. Al fin y al cabo la educación consiste en eso, en bombardear con Napalm un terreno para ver si después crece algo en él. No hay labor más destructiva que la de educar a un niño, pero se cuenta con que todos llevamos dentro un ave Fénix para poder renacer de nuestras propias cenizas.
La vieja camioneta, cuyo claxon gime angustiosamente, que no espera a nadie pero que al final llega a su destino, representa una visión de la vida según la cual todos hemos de sufrir pero no en vano. Proust y Nietzsche, los referentes literario y filosófico del filme, defendían que el sufrimiento debe servir para construirse, para fortalecerse y crecer, y no para abocar a la desesperación. “Se fortalece la resistencia con la herida”, era uno de los lemas preferidos de Nietzsche. La existencia no es un lugar insoportable, un valle de lágrimas que acaban ahogándole inevitablemente a uno, sino lágrimas que nos educan, que aclaran la vista y nos permiten ver con más claridad el horizonte. Madurez frente a infantilismo.
No hay mejor resumen de toda la historia que esas escenas en las que el padre fracasa en su intento por vender las claves del éxito. Una lección tan humillante nos le describe como un pobre desgraciado, un bobo, un ingenuo al que seguramente su mujer abandonará y del que pensamos que sólo tiene un influencia perniciosa en la educación de Olive. Pero descubriremos enseguida que este bobo tiene una cualidad que es la que sedujo a su mujer y es la que su hija Olive aprenderá a conciencia: no se rinde, no se deja arrastrar por la autocompasión. Es la misma lección educativa que defendía la profesora Anna Sullivan en la primera película del curso. En el mismo sentido, alguien definió el éxito como aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse, y la película parece inspirada en esta máxima. En una escena muy emotiva, el abuelo consuela a su hijo porque aunque ha fracasado en sus aspiraciones empresariales, lo ha intentado de verdad, y le dice que está muy orgulloso de él. Tiene motivos para lamentarse, pero no para desesperarse.
Todos los demás personajes del filme van incorporándose a esta filosofía de aceptación del fracaso, a esa ideología según la cual fracasar es inevitable, pero cada fracaso supone de alguna manera una contribución al éxito. El abuelo se considera un hombre poco afortunado en la vida, pero se consuela pensando que su experiencia negativa les servirá a sus nietos para no seguir el mismo camino. El hijo mayor encontrará que su sueño roto de ser piloto le ha traído también la posibilidad de expresar sus sentimientos en voz alta por primera vez. Olive, comprenderá que no es la niña más bella del mundo, pero también aprenderá gracias a ese batacazo que es bella para su familia, y esto es mucho más importante. El tío se encontrará con que el amor no se encuentra solo en las novelas románticas de su cabeza. La madre asistirá como espectadora a los sucesivos descalabros familiares, y por derivación se verá a sí misma como causa de los mismos, pero al tiempo encontrará un marido renovado, unos hijos que han madurado, un hermano que ya no quiere morir, y un suegro amargado que consiguió enseñarles a todos cómo hay que educar a una niña de siete años: con una buena dosis de verdad.
Diego Calleja

Anónimo dijo...

Olive, la niña gordita con enormes gafas setenteras de pasta que no están "a la modé" como las bolas de helado que ella mira debatiéndose entre la gula y la duda , después de que su padre le recuerde que comérselas es como faltar a uno de los nueve puntos del manual del triunfador, es la ganadora del concurso infantil de bellezas en serie al que se presenta.
Se llevará a casa el primer premio en el concurso que es su vida y la de todos nosotros , si un día como ella, decidimos romper con el sopor y la inercia en que otros han convertido la nuestra.
Su premio es el de la libertad frente a la opresión de una competitiva, mercantilista y explotadora sociedad representada en ese escenario cursi y encorsetado de la competición, en el pelo cardado, imperturbable, como la insensibilidad de la dama, seguramente ociosa, de clase media que se escandaliza ante el baile, a sus ojos pecaminoso, de la niña inocente ideado por el abuelo incendiario, y representado también en la frialdad de la burócrata entrenada para dar pésames a los familiares de los
muertos en el hospital.

La película es como un esperpento de Valle Inclán.Los personajes han pasado por los espejos del Callejón del gato, son deformación del patrón establecido del ganador americano: el abuelo cocainómano, el tío homosexual y suicida , el padre fracasado, el adolescente marginal, el patito feo que quiere ser Miss Sunshine o la madre histérica y desbordada. Todos huyen,y emprenden un viaje en la destartalada furgoneta amarilla, como los rayos de sol del concurso de belleza en el que se muestra la América que está detrás de la codicia de los pozos de petróleo con los que se encuentran.
Al final gana el vitalismo y el amor profundo, y el espectador también se beneficia de su catarsis y de la asunción del hermoso mensaje de que la idea de familia se escapa del molde que para ella han creado los perniciosos vigilantes de la moral.
Rosa Rodiño.

Anónimo dijo...

Estupenda película que retrata con humor temas tan espinosos como el suicidio, la aceptación de la homosexualidad en la familia y la frustración. Me ha parecido muy interesante también el enfoque que hace sobre la necesidad de comunicación en la familia, a través de un viaje como es el caso en esta película, como medio de fomentar la convivencia y aceptar las diferencias personales.
Victoria Cobo Peregrina.

Fina dijo...

Ya había visto la película pero me ha gustado todavía más.
Ningún personaje es perfecto, pero todos me agradan, tienen muchos defectos pero también muchas virtudes y muestran sus sentimientos con sencillez.
Una familia muy original, pero todos se toleran (respeto y tolerancia), el hermano suicida es admitido dentro de la familia con toda naturalidad; el padre "fracasa" pero el abuelo encuentra algo positivo para felicitarle, el adolescente no habla, pero no se aisla, escucha.
Y en el concurso, todos arropan a la niña.
De cara a la educación, creo que me hace reflexionar en que la sensibilidad para respetar los sentimientos de los demás, la tolerancia, el sentido común, el refuerzo positivo, la colaboración en un proyecto, la sinceridad... son importantes para crear un clima agradable y motivante.
La película tiene tantos pequeños detalles interesantes que me gustaría volver a verla.
Josefa Cortés Arias

Anónimo dijo...

Esta película me ha encantado. Como aprendizaje, quedaría que la familia siempre está cuando se la necesita. A pesar de las diferencias entre sus miembros, se ve cómo están unidos, aún en las situaciones más insospechadas (robar el cadáver del abuelo). El papel de la niña es increíble, cómo, a pesar de saber que es diferente e intuir que no ganará el concurso de belleza, cree en ella y lucha hasta el final. Y además, como la madre deja que ella elija su camino.
Muy buena película que me ha sacado una sonrisa.
Blanca I. Marín Cortés

Anónimo dijo...

La película desarrolla la obsesión tan americana por el triunfo personal y el terror por el fracaso. Eso es algo que comparten todos los personajes salvo la madre. Todos renuncian a sus sueños con la ayuda de algún miembro de la familia. La película ridiculiza esta obsesión por el triunfo y subraya la importancia de otras cosas como la familia, la colaboración. también se hace hincapié en que lo importante no es llegar al objetivo del viaje sino el viaje en sí, cómo se van solucionando los problemas y lo que se gana y se pierde por el camino.
Otro aspecto que critica la película es el que los niños reproduzcan modelos adultos como sucede en estos concursos tan ridículos, aberrantes y alejados de los intereses de los niños.
Montaña Rojo Romero

Anónimo dijo...

Pequeña Miss Sunshine me parece una película alegre en la que se muestran de forma sencilla las enfermedades de la sociedad americana a través de una peculiar familia en la que parece que nadie tiene la cabeza en su sitio. No obstante, de todos los apelativos con los que a mi me gusta definir a las películas, optimista es esta vez, el que más le pega, pues, a pesar de todos los contratiempos: furgoneta sin embrague, muerte del abuelo, y de más problemas familiares, todos hacen lo imposible para llegar al hotel donde tendrá lugar el concurso de belleza para el que a priori, todos confían en que la pequeña Olive, tiene grandes posibilidades.
En definitiva, una película en la que se aprecia cómo evolucionan todos los personajes a lo largo del camino que marca la carretera que les llevará al éxito no de belleza, pero sí como familia.

Blanca Cayero Lebrijo.

Anónimo dijo...

Comedia familiar muy entretenida.

La película nos presenta a los Hoover: un padre fracasado que rechaza perder. Un abuelo rockero, excéntrico y rebelde que esnifa cocaína. Una madre que es el centro de la familia y todos giran al alrededor de ella, dándoles el equilibrioque necesitan. Un tío gay que se recupera de un suicido frustrado. Un hermanao adolescente e introvertido cansado de su familia y del mundo, que lo único que le motiva es Nietzsche y las Fuerzas Aéreas. Y la pequeña Olivie, toda inocencia que sueña ser reina de la belleza, sin tener los atributos necesarios para ello.

Todos juntos comenzaran una aventura en la carretera para hacer realidad el sueño de Olivie. Un viaje físico y emocional de todos los personajes en el que se uniran al final para lograr la felicidad de la pequeña. La familia triunfa.

Buena crítica contra los concursos de belleza infantil.
Mª Elisa Sánchez Piris.

APOrtiz dijo...

A un ala de la balanza se encuentra las claves del exito al puro estilo americano cons step o pasos a seguir para llegar a la cúspide de esa gran pirámide que se nos antoja necdesaria e insustituible y de obligada realización.
Al otro lado de la balanza se encuentra el fracaso de una persona que tras un desengaño amoroso opta por desaparecer del sistema afortunadamente sin conseguirlo.
Y en fiel de la balanza se encuentran, nos encontramos, la mayoría de todos los personajes: yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos y de los más normal y en cada unod e los estados de la edad.
No cabe duda que como vínculo de unión y en el que todos ponen sus esperanzas y sus sueños se encuentra una pequeña muchacha que con su forma de ser mantiene con esoperanzas a su querido abuelo, es el orgullo de su madre y el ojito derecho de su madre, sabe hablar con el silencio cuando este es necesario a su hermano mayor y enciende la chispa de la vida a su tio el cual lo saca de su agujero negro y lo traslada a la realidad.
Poco a poco la película toma cuerpo, como los buenos vinos, y cada personaje se va adaptando a su papel y curiosamente se va liberando de viejos prejuicios que como lastres se adhieren a ellos.
El drama aquí se ve natural y se pasea por entre nosotros como algo cotidiano y sin sobresaltos y así que un adolescente rompa a llorar al darse cuenta de todos sus sueños se pierden a través de su mirada, duele, no cabe duda, pero no nos parece extraño; que el abuelo se snife tampoco, que los padres se reencuentren y bajen a la realidad resulta agradable, que el tio de la niña consiga superar todos sus fracasos y se libere de ellos resulta gratificante y que el abuelo fallezca en el transcurso de sus vidas no nos resulta chocabnte sino natuiral como la vida misma.
Y todo en una furgoneta que no para, que hay que cogerla en marcha y que hay que entenderla ya que ella cumple como el que más su cometido dentro de la obra.
Y como arte es arte y estamos en el séptimo la niña baila ¡y como baila! ya les hubiera gustado a las otras niñas, frutos de una sociedad reprimida, encorsetada y todo apariencia, bailar con tanto estilo y naturalidad sin importar si la pieza era esta o aquella.
Me ha gustado mucho y creo que son de esas películas que cuanto más las ves más te gustan y más aplicaciones les encuentras en tu vida diaria tanto a nuivel personal como del profesional. Antonio Pérez Ortiz

Anónimo dijo...

Me pareció una película gratificante,muy original, y "redonda". La forma que tiene de mostrarnos cómo las diversas excentricidades de los personajes pueden converger en su sentido del cariño y del apoyo familiar. Quizás sería bueno meditar si puede ser cierto el que el amor y lo que supone
sirva para dar equilibrio a las más extrañas comunidades de personas (también a nuestras clases).
Magnífica figura de la madre.
M. Paz Pérez Rodríguez.

Anónimo dijo...

Película que deja una sensación de bienestar porque muestra con mucha claridad cómo el respeto y el amor rompen todas las barreras. Quiero destacar la escena en que la niña se acerca a su hermano para "convencerlo" y sólo le apoya la cabeza en el hombro y le da todo su cariño.
La madre me parece magnífica.
M. Ángeles Martín Manso

Anónimo dijo...

Me parecio una película muy divertida,agradable,a la vez que crítica y educativa.
En ella se pone de manifiesto como los medios de comunicación pueden influir hasta el punto de conducir a toda una familia a modificar todos sus planes,siguiendo el sueño de una niña.Una familia,un tanto peculiar, en la que cada miembro representa un papel que podria ser el argumento de otra película,pero en definitiva unidos por un sentimiento en comun hacia la niña. La madre representa el papel de mediadora,en los conflictos que van surgiendo durante ese viaje improvisado que parece ser la búsqueda del camino de cada personaje.
La crítica a los concursos de belleza y la forma de apoyar a la niña en las últimas escenas, me parecieron muy acertadas.
Yolanda Carrasco

Anónimo dijo...

La película es divertida y tierna. De nuevo retrata a una familia media norteamericana pero bien diferente de la que aparecía en "Thirteen".
Todos los personajes son tipos fracasados pero sin embargo se habla de "éxito": El éxito de ver la cara de felicidad de Olive ante la actuación de su familia en el Concurso de belleza. El éxito también de la familia que es capaz de proteger a la pequeña y de cuidarse unos a otros.
La figura del abuelo es para mí muy importante, sobre todo en dos momentos: cuando le ofrece a su nieta seguridad diciéndole que va a ser sin duda la que mejor "ruja" en el concurso y cuando anima a su hijo después de la decepción de no vender su idea de los "nueve pasos".
La familia evoluciona a medida que la furgoneta avanza en su camino y vamos descubriendo mucha humanidad en todos los personajes.
Excelente actuación de todos los actores en una película sencilla.
Me encantó una vez más.
Pilar Merino Tinoco.

Pepa dijo...

Qué sensación tan agradable, es la de salir del cine con una sonrisa en la boca.
Realmente es impresionante el trabajo realizado en esta película, la familia es atípica, peculiar y extravagante, parece que en un principio nadie tiene nada en común con nadie, la madre, es la única persona que parece sensata, comprensiva, que acepta las diferencias de cada uno de los miembros de su familia.
En nuestras aulas nos encontramos con un universo parecido, cada uno es diferente del de al lado, cada niño representa una realidad familiar desigual a la otra, en nuestras clases también nos encontramos con homosexuales, heteros, gorditos y anoréxicos, con tendencias depresivas, o con la autoestima por todo lo alto, tenemos los que se niegan a hablar o los que no paran de dar la lata…
La diferencia entre iguales, es enriquecedora , no cabe la menor duda. Lo difícil es actuar como Shery, la madre, y realizar ese viaje didáctico dónde aprendamos a respetar las diferencias.
MªJosé Ruiz Casillas

Marisol dijo...

Me he divertido mucho con la película.
Todo comienza con una idea muy simple:"Una niña quiere ir a un concurso de belleza".Curiosamente a partir de esta idea tan simple todo comienza a complicarse de un modo desmesurado debido a que la familia es un tanto "peculiar",sin embargo todas estas complicaciones son las que sirven de punto de partida para que cada uno de los miembros de la familia resuelva sus problemas y recupere su autoestima.
La película nos ayuda a ver la parte dura de la vida de forma menos dramática,nos muestra la importancia de la unión de la familia ante los problemas y el hecho de ser optimistas ante la vida en todo momento.

MªSoledad Bueno Sánchez

Anónimo dijo...

Esta es de todas las películas proyectadas la única que ya había visto y la verdad es que no me ha importado repetir.
Aparte de que me reí un montón hay muchísimos temas para comentar.Lo más llamativo para mí ha sido cómo toda la familia lucha contra viento y marea para que la niña se pueda presentar al concurso,que tanta ilusión le hace.Cómo a pesar de ser una familia con numerosos problemas se unen para conseguir el sueño de la niña.
Resaltar el importante papel que tiene la madre,que es el eje central de la familia,el único personaje que parece tener un poquito de cordura.Con un hijo adolescente que se niega a hablar,un hermano que se ha intentado suicidar,un marido obsesionado con conseguir el éxito y un suegro cocainómano mantiene el tipo en todo momento.
También es curiosa la relación que establecen el tío de la niña y el hermano de ésta.La película tiene una crudeza tremenda,me llama la atención por ejemplo cuando la primera noche que duermen juntos el chico le escribe en una nota:”Por favor no te suicides esta noche”, y él le contesta:”no te preocupes,no te haría eso a ti”.
En conclusión un film que además de diversión ofrece mucho sobre lo que reflexionar.
Concepción Teresa Sierra Martínez

Anónimo dijo...

Me ha parecido una película muy apropiada para el ciclo que estamos realizando pues muestra diversos ámbitos de la sociedad y el papel familiar.
Como se comenta en las sugerencias para el debate el viaje realizado por la familia muestra no sólo el viaje en si sino también muestra el camino recorrido por los diferentes miembros, tan peculiares, de esta familia.
Me ha parecido muy adecuado la forma de realizar la crítica a ciertas realidades sociales como el culto al cuerpo o el afán por el éxito reflejado por el padre.
Me ha llamado la atención que siendo una película tan actual (dos años más o menos) se haya convertido en un clásico en muchos ciclos de cine, aunque después de verla no me extraña en absoluto, pues es capaz de mostrar o reflejar ciertos aspectos de la sociedad actual con un gran sentido del humor y de una manera bastante sencilla.
Me han resultado especialmente importante el papel que ejerce la familia, que es capaz de superar las distintas dificultades y principalmente la importancia que da la película a la autoestima de la niña, autoestima que la madre favorece y que desde el punto de vista de los docentes también debemos trabajar con nuestro alumnos.
un saludo.
María José Prudencio Pérez

Anónimo dijo...

Esta me ha parecido una película agradable de ver. De esas que no te exigen comerte el coco en demasía ni sacar conclusiones metafísicas, de esas que se extraen, de manera retorcida, de unos diálogos no aptos (como es mi caso) para gente corriente. Un cúmulo de circunstancias, imprevistas la mayor parte de ellas, sirve a una familia hasta estonces poco (o nada) estructurada para darse cuenta de la importancia que tiene superar el mundo interior e individualista de cada uno de sus miembros. No es, para nada, una unidad familiar digna del tan cacareado "sueño americano". Cada uno, con sus frustraciones, sus metas inalcanzables y su tedioso devenir diario, forma parte de un engranaje al que ignoran pertenecer. De su visión, un tanto irreverente y a contracorriente, del mundo que les rodea, saldrá su propio triunfo, el que, a la postre, les sirva para reconocerse como seres auténticos, al margen de lo políticamente correcto, pero mucho más coherentes consigo mismos.

Para nada se trata, desde mi punto de vista, de una película de culto, pero sí de un argumento no tan lejano a la vida de muchos de nosotros.

Luis-Alonso Rubio Muñoz.

hablador dijo...

PELÍCULA CUATRO: “PEQUEÑA MISS SUNSHINE”

Aprovecha la odisea del viaje para dar a conocer de forma humorística los sucesos cotidianos de una familia sencilla, pero “familia ante todo”.
Si recordamos el comienzo de la peli, todo parte del hospital: Los médicos encomiendan a Shery llevarse al extresante hogar a su hermano suicida (Frank) necesitado de cariño ante la tremenda depresión padecida a raiz de un fracaso amoroso homosexual... Observad que los miembros de la familia le acogen sin reprocharle su tendencia y le tratan bien, tanto, que resulta ser una terapia para su estado emocional.
Dwayne, El hermano de la niña Olive, es un miembro de la familia con problemas de identidad. Si no conseguía ser piloto de aviones la vida no iba a tener sentido para él. Por eso había hecho promesa de no hablar hasta alcanzar su meta de alumno-piloto... Otro caso que se resuelve gracias a la odisea familiar de “todos unidos ante las dificultades”.
El abuelo, un vicioso empedernido de la droga, reconoce sus defectos, los acepta como propios y procura no ser un estorbo. Se atreve a dar consejos, a su manera, a todos y adora a su nieta, mientras que los demás casi la ignoran.
Gana el cariño de su familia y cuando muere todos le lloran por el afecto.
Nombro al padre (Richar) de familia casi en último lugar porque resulta un personaje poco atractivo por ser un fracasado perfeccionista en un mundo lleno de imperfecciones.
La madre resulta ser la madre ideal, aunque se pasó cuando aceptó la petición ilusionada de la hija para participar en el concurso de misses. Comprendo que este personaje era necesario para dar solidez al proyecto al que llamo ODISEA.

hablador dijo...

PELÍCULA CUATRO: “PEQUEÑA MISS SUNSHINE”

Aprovecha la odisea del viaje para dar a conocer de forma humorística los sucesos cotidianos de una familia sencilla, pero “familia ante todo”.
Si recordamos el comienzo de la peli, todo parte del hospital: Los médicos encomiendan a Shery llevarse al extresante hogar a su hermano suicida (Frank) necesitado de cariño ante la tremenda depresión padecida a raiz de un fracaso amoroso homosexual... Observad que los miembros de la familia le acogen sin reprocharle su tendencia y le tratan bien, tanto, que resulta ser una terapia para su estado emocional.
Dwayne, El hermano de la niña Olive, es un miembro de la familia con problemas de identidad. Si no conseguía ser piloto de aviones la vida no iba a tener sentido para él. Por eso había hecho promesa de no hablar hasta alcanzar su meta de alumno-piloto... Otro caso que se resuelve gracias a la odisea familiar de “todos unidos ante las dificultades”.
El abuelo, un vicioso empedernido de la droga, reconoce sus defectos, los acepta como propios y procura no ser un estorbo. Se atreve a dar consejos, a su manera, a todos y adora a su nieta, mientras que los demás casi la ignoran.
Gana el cariño de su familia y cuando muere todos le lloran por el afecto.
Nombro al padre (Richar) de familia casi en último lugar porque resulta un personaje poco atractivo por ser un fracasado perfeccionista en un mundo lleno de imperfecciones.
La madre resulta ser la madre ideal, aunque se pasó cuando aceptó la petición ilusionada de la hija para participar en el concurso de misses. Comprendo que este personaje era necesario para dar solidez al proyecto al que llamo ODISEA.

Fdo:/ Antonio Trenado Ojeda

Anónimo dijo...

Esta película me ha resultado muy entretenida. Se nota que es de bajo presupuesto pero consigue enganchar al espectador pues cuenta con muchos detalles curiosos. Es el empeño de un padre porque su pequeña consiga ganar un concurso de belleza, tan importantes en Estados Unidos para alcanzar de esta forma una categoría superior. Destacan las problemáticas familiares entre la pareja, la homosexualidad del hermano, los cambios que sufre un adolescente, que pasan por un silencio inicial y llegan a una confesión con un extraño.
Las dos escenas que más me han entusiasmado son cuando todos empujan la furgoneta y cuando acompañan a la pequeña Olive en su actuación bailando con ella. Divertida
Pilar Cerro Ledo

Elena Blázquez dijo...

La película presenta una serie de personajes que se enfrentan particularmente a diversos problemas personales (las drogas, el éxito no alcanzado en lo laboral, el desamor, etc). En un principio aparecen por separado, cada uno con su propia meta, sus propios sufrimientos... Pero pronto dejan de ser cuestiones aisladas para convertirse en una sola cuestión de familia, que aparece como el crisol donde todo se mezcla y de donde se sacan el apoyo y las fuerzas para seguir adelante a pesar de todo.
En el conjunto familiar todo tiene sentido. Incluso los problemas son tratados con total normalidad.
El viaje en furgoneta representa la búsqueda de soluciones que hacen todos juntos, apoyándose unos en tros a pesar de las diferencias que hay entre ellos. Por un momento todos olvidan sus propios problemas para centrarse en ayudar a la pequeña de la familia. Y es entonces, cuando cada uno deja de mirarse su propio ombligo y se integra en el núcleo familiar, cuanto todo va tomando más sentido.
Elena Blázquez Durán

Anónimo dijo...

Todos los personajes adultos de la película son personajes obsesionados y fracasados. Y cuando la familia actúa conjuntamente para proteger a la niña, ¿qué pretenden? ¿Acaso quieren retrasar en el tiempo el fracaso de la pequeña? ¿Por qué nadie de esa famila impide que la niña se presente a un incomprensible concurso de belleza? ¿Es que frustra decir "no" a los niños?
Isabel Miguel

Manuela dijo...

Qué película más divertida y completa!!!, burla total a la sociedad americana (que sin querer salpica la nuestra en algunas cosillas). Familia con todo tipo de neurosis mezclados entre sí y capaces de vivir bajo el mismo techo (de casa y furgoneta), viaje que les hace cambiar y madurar con cada vuelta de rueda. Personajes para todos los gustos, madre (como me molesta que siempre sean las que parece que son las más cuerdas y que sin ellas todo sería más caótico aún) mediadora(igual que en oriente es oriente), tio gay frustado hasta el punto del intento de suicidio por una ruptura amorosa(quien no ha sufrido una?), padre obsesionado por triunfar y es el fracaso en persona..... todos en amor y compaña para que uno de sus miembros logre un sueño o más bien un sueño social. La unión familiar a pesar de las diferencias y los problemas, todos a una, ¿qué más se pude pedir en un peli?. Divertida, tierna, angustiante en algunos momentos... pero todos unidos y cada vez más cuando se persigue algo en común y para uno de os tuyos. Recomendable para todos los públicos.


Manuela Domínguez Vinagre

antonio dijo...

Una película estupenda, muy divertida, con una familia "típica" americana en la que hay cabida para un buen surtido de personajes cada uno con sus neurosis y sus fobias. En un principio parece que la familia está desestructurada, pero yo pienso que nos hacen ver que esto no es así y que, al contrario, se apoyan unos a otros perfectamente. Y todos luchando por una meta que, a mi parecer, saben de antemano que es inalcanzable. Pero lo importante es luchar por lo que cada uno busca, no darse por vencido y este es el mensaje que saco de esta fantástica película.

Antonio Vivar Muñoz

Anónimo dijo...

Película divertida, con una composición familiar myu myu original y peculiar.
Trata con humor algunos temas como el suicidio y la muerte.
Nos muestra la importancia de la unión familiar,si están juntos triunfan.
Estupendo papel el del hermano.

Unsaludo.
Mªdel Rosario Marqués Muñoz.

Anónimo dijo...

Película divertida que mezcla personajes muy dispares.
Un matrimonio que se contradice constantemente.
Un abuelo que hace todo tipo de comentarios, algunos un tanto soeces, delante de los niños.
Un tío que va a vivir a casa después de sobrevivir a un suicidio.
Un hermano mayor que ha decidido no hablar, encerrándose en si mismo e intentando mantenerse al margen de lo que ocurre a su alrededor.
Y por último una niña obsesionada por ganar un concurso de belleza y que será el eje de la trama de la película.
A lo largo de ese viaje tan largo, hacia la ciudad donde se celebra el concurso de belleza, ocurren numerosos incidentes en los cuales se va destapando la personalidad de cada uno de los personajes de la película. Se consigue ridiculizar a esos concursos y al final unir a una familia que se encontraba muy perdida.
En definitiva es una película divertida que consigue reflejar como se puede conseguir una familia unida cuando hay una meta común.
Mª del Mar Jiménez Lozano

Anónimo dijo...

Con el pretexto de un viaje a California para participar en un concurso infantil de "misses", se nos presenta un mosaico de relaciones familiares, inquietudes personales y fracasos dignos de ser analizados.
Me llama la atención el modelo de familia tradicional(padres,abuelo, hijos, tio)que tenemos delante, ya que en la sociedad occidentalizada en que vivimos, no es frecuente encontrar la convivencia de tres generaciones en la que todos aprenden de todos, y se apoyan unos a otros.
La fragilidad de las relaciones entre los miembros de esta pintoresca familia, es sólo aparente pues,en realidad, le da a todos la fuerza necesaria para superar los obstáculos que surgen en su camino.

Me parece importante comentar la tenacidad de Olive, quien, a pesar de su aspecto(gordita, poco agraciada, con gafas) no decae en su empeño de presentarse a un concurso de belleza para alcanzar "su sueño" de convertirse en la próxima "Mis Sunshine". Claro que en ese sueño juega un papel muy importante su abuelo, que le ayuda a reforzar la confianza en sí misma , lo que aumenta notablemente su autoestima.

En toda la película aparece constantemente el binomio éxito-fracaso. En nuestro modelo social, sólo tienes algo que decir si triunfas en la vida, por eso el padre de Olive da recetas para obtenerlo y, sin embargo, él es un fracasado. El hijo fracasa en sus expectativas de ser piloto al conocer su daltonismo. El tío suicida ha fracasado en sus relaciones personales y en su vida profesional.
Pero todas estas decepciones las superan con el apoyo de la familia pues sienten que no están solos.

Por último, un breve comentario de las últimas escenas.
Sabido es que los niños tratan de imitar a los mayores, a los que ven como un espejo en que mirarse, pero ese desfile de "Barbies", fotocopias de las adultas tanto en el aspecto físico como en las actitudes , me dejó atónita.
Quizás en nuestra sociedad, los adultos hayamos perdido el rumbo y nos dejemos influir demasiado por los medios de comunicación, cuyo fín es atraer "clientes" al precio que sea.
No entiendo cómo se puede moldear así la inocencia de un niño para obtener ese "producto aberrante" de "niñas adultas" para satisfacción de sus propios padres.
¿Es tán difícil dejar que los niños vivan su propia vida y que vayan creciendo poco a poco?
Firmado Mª Jesús Penco

maría jesús núñez dijo...

Animada por David, empiezo a escribir. No se trata de perfeccionismo. Para los que no vemos mucho cine, algunos comentarios como " la típica road movie" nos abruman. Pero en cualquier caso, mi interés por el curso es más bien didáctico.Me interesan las películas en la medida en la que puedo utilizarlas para mi práctica docente. Aunque tengo claro que el objetivo de este curso es mucho más profundo y más amplio.
Tampoco conocía esta película.
Y me gustó verla. Es entretenida y simpática a pesar de su carga crítica, por supuesto.
La verdad es que la guía orientativa para comentar la película es tan completa que le cuesta a una a veces añadir mucho más.
Pero sí. En esta familia,nadie es normal salvo la madre.Todos con un fracaso en las espaldas y la niña camino de otro, que no podrá ver porque la protegerá su familia.

Estoy de acuerdo con el comentario de Isabel Miguel. ¿Pero cuál es el miedo a decir "no" a las personas?El abuelito haciendo de adolescente sin cuidar que la niña aprende su ejemplo. El hermano, con su silencio chantajista, pasando un poco de la hermana,el tío, que bastante tiene con recomponer su corazón y el padre... sin comentarios.. todo un ejemplo también para la niña.
La madre es la única que al final muestra un poco de cordura al desear al felicidad de la niña por encima del éxito, tan importante en los EEUU, como bien muestra la película.
En definitiva, toda una familia.
Parecen desconocerse bastante hasta que todos hacen algo por el otro durante el viaje. Todos ceden por el bien del otro y así llegan a conocerse mejor. Todos triunfan al final.O al menos se resignan.
La crítica social es evidente con las obsesiones tan marcadas de cada personaje.
Pero al final.. todos empujan la furgoneta, todos hacen que avance.¿La furgoneta es metáfora de la familia, del hogar?

Anónimo dijo...

Esta película es un canto a la diferencia, al ser uno mismo, a no tener complejos, al saber disfrutar de nuestras limitaciones y aprovecharlas, en definitiva un canto a la vida.
La galería de personajes que forma esta disparatada familia es excelente. Mezcla de manera magistral lo cómico con lo dramático, lo absurdo con lo profundo. La incansable e infatigable madre, que no exenta de sufrimiento consigue mantener unida a la familia, el padre que se encuentra en la constante búsqueda del éxito que no llega, el abuelo disfrutando de sus últimas caladas de vida, el tío con tendencias suicidas y que se siente rechazado por sus complejos y cobardía, el hijo que no habla con nadie y que ve cómo su sueño se convierte en algo imposible y cómo no la niña que es dulzura, encanto, alegría, ingenuidad... personaje sumamente entrañable.
Lo que más me gustó fue el final de la película, el certamen de belleza no es sólamente una crítica a los deplorables concursos de belleza sino también a la superficialidad a la que estamos sometidos, la primacía de lo estético sobre lo interior, la constante búsqueda de falsos ídolos con tal de encontrar el éxito en la vida en algo tan insignificante como puede ser un concurso de belleza, algo por lo que muchos harían cualquier cosa, cuando lo realmente importe son otras cosas que no se miden con premios o trofeos.
Mercedes Naranjo

Anónimo dijo...

La película trata diferentes temas de actualidad en un tono divertido, la búsqueda obsesiva del éxito va arrastrando a los diferentes personajes al fracaso. El viaje en familia les hace crecer a todos más y mejor como personas. Estoy de acuerdo con muchos de los comentarios que aquí se recogen, sólo añadir que me pareció genial, me reí muchísimo. El tono desenfadado que tiene la película me hizo salir con una con una sensación estupenda, a pesar de la dureza de algunos de los temas que trata.
Mª Coronada Corral Robles

Anónimo dijo...

esta pelicula ha sido divertidisima. El objetivo era que la niña consiguiera su sueño, y asi fue, la familia a pesar de los problemas que cada uno tiene se unen entre todos para conseguir un fin. El viaje hace una similitud a la vida, por las cosas por las que se pasan, las distintas situaciones desagradables y agradables que cada dia tenemos y expresa como a traves de la union de todos consiguen seguir el dia a dia con un fin ultimo. una vez consiguen llegar, ven que aquello no es para su hija pero siguen apoyandola, subiendose todos arriba a bailar aunque el baile no tuviera que ver nada con el concurso. los distintos papeles representan distintos sectores de la sociedad, como temas secundarios aparecen la droga, la homosexualidad, el fracaso,... La verdad es que la pelicula es divertidisima, ha sido una de las mejores, o por lo menos la mas divertida. un saludo y hasta la proxima.


JOSE CAYETANO DEL HOYO MOLINA

Anónimo dijo...

Película con cierta moralina dode se observa, desde el principio, una familia completamente desestructurada que al final, y después de múltiples peripecias, acaban todos como una piña para salir de la situación en la que se encontraba la niña. La escena última en la que el único que aplaude la actuación de la protagonista, al margen de la familia, es ese señor que ha tenido que soportar, año tras año, estos horribles concursos, me pareció genial. De las mejores, con Oriente es Oriente. Enhorabuena.
Francisco Javier García Carrero

Anónimo dijo...

Película buena que trata diversos temas de la sociedad actual, aunque quizás sin profundizar en ninguno de ellos. Quizás lo más sobresaliente sea el patético padre que trata de defender, sin ningún éxito, unas normas de cómo triunfar en la vida. Una paradoja digna de ser estudiada con detenimiento. La crítica hacia los concursos infantiles, cada vez más de moda, es también lo suficientemente significativa para tenerla en cuenta.
María Jesús Sánchez Carrero.

Anónimo dijo...

Isabel Venegas Torvisco
Esta película me ha parecido genial, sin duda de las mejores, junto con Oriente es Oriente de todas las del ciclo. Me ha parecido especialmente interesante como se presenta la frivolidad de los concursos de belleza y la ternura y entusiasmo de la niña y su familia,donde se mezclan elementos de cruda realidad (como la muerte del abuelo) con aspectos del más puro surrealismo (como el joven adolescente que hace voto de silencio para conseguir sus sueños). Lo mejor sin duda, como muestran de "repelentes" a las niñas que participan asiduamente en estos certámenes de belleza.
Muy buena.
Isabel Venegas Torvisco.
I.E.S. San Roque

Anónimo dijo...

Una película muy divertida,aunque detras esconda grandes dramas.Cada miembro de la familia se enfrenta a sus problemas personales, pero parece que la niña es, a la vez que inocente,la que parece mostrar mas empatia y sensibilidad con el resto. La película me ha sorprendido, venia avalada por muy buenas criticas, pero la creia menos interesante.
A. Fatima Rodriguez Garcia

Anónimo dijo...

Pequeña Miss Sunhine

Bueno, lo cierto es que la mayor parte de las cosas ya han sido dichas, por lo que poco más puedo añadir, aunque si me gustaría señalar algunas cosas.

Aunque vengo a repetir lo que ya han apuntado muchos de mis compañeros, los personajes están marcados por la búsqueda del éxito profesional de manera obsesiva: el padre que quiere convertir su libro para lograr el éxito (paradoja) en un bestseller, al adolescente que pretende convertirse en piloto, al profesor universitario que aspira a ser el máximo experto en Marcel Proust de todo Estados Unidos y que no asume bien ser el segundo, las niñas del concurso de belleza ...

La película es una fuerte crítica a esa cultura de la competitividad y la imagen imperante actualmente en los EEUU y que se extiende progresivamente al resto de países del mundo. Los estadounidenses están obsesionados con la idea del éxito y el fracaso.

De hecho, incluso en las escuelas americanas se fomenta una fuerte competitividad entre los alumnos y la idea de que, si eres segundo pudiendo ser el primero, eres un “fracasado”. Se puede ver en cualquier película americana al uso, y se ha narrado en algunos documentales. Recuerdo una entrevista que en una reportaje le hicieron a los creadores de la serie animada “South Park”. Ellos criticaban duramente el sistema educativo norteamericano por ese fomento exagerado de la competitividad y como habían sufrido en sus propias carnes esa educación cuando eran adolescentes.

Precisamente la película es una crítica a ese conjunto de ideas: se puede “fracasar” en lo profesional (entendido como no ser el número 1) y sin embargo ser una persona “exitosa”, ser feliz, cobijado en las relaciones humanas y familiares.

Se critica este aspecto desde la ironía y la comicidad, como cuando la familia llega al concurso de belleza con unos minutos de retraso y en principio no van a ser admitidos. Es muy graciosa la reacción del hombre que inscribe fuera de tiempo a la niña y afirma la locura del resto de organizadores (que en principio no querían dejarla inscribirse).

Hemos de tener en cuenta que además se está criticando el individualismo exacerbado de esa sociedad, en la que las relaciones familiares y humanas en general son reducidas a su mínima expresión en aras del éxito laboral y económico.

En esta crítica, son muy cómicas las niñas que se presentan al concurso de belleza, totalmente artificiales y prefabricadas, recordando mucho a algunos de los niños de “Charlie y la fabrica de chocolate” de Tim Burton, película en la que también se critican muchos de estos males.

Andrés García Ruiz

Anónimo dijo...

Era la segunda vez que veía la película y la disfruté aún más.
Me parece genial como rompe con cualquier estereotipo de comedia familiar y como critica los concursos en los que los niños participan para satisfacer el ego de sus padres y a la sociedad que busca el triunfo a cualquier precio.
Una road movie en la que no sólo se nos muestra un viaje, sino que nos muestra una evolución en cada una de las historias personales que cuenta.
Una película de esas en las cuales con la risa se consigue que se reflexione sobre lo planteado.
Un saludo.
María Vicenta Cabalgante Perera.

Anónimo dijo...

Como tampoco aparece en el registro el comentario de esta película, lo repito a continuación.

A estas alturas ya he visto la película dos veces, y tengo que decir que me ha encantado verla y aprender de lo que nos plantea.
Lo primero es que las familias aparentemente desectruturadas a lo mejor no lo son tanto ( en la primeras escenas, en el hospital psiquiátrico y durante la comida en casa, se podía pensar en ello).
Por otra parte, nos habla de los valores que cada uno de los miembros de esa famnilia aporta a ese grupo y que hacen que poco a poco vayan sorteando y superando en su caso con dignidad, las difíciles aventuras que encontraron en el camino hacia un destino que acordaron entre todos. Este viaje les enseñó quiénes eran y les dio la oportunidad de pensar juntos, decidir juntos, llorar juntos, reir juntos,...sentir juntos. Termina la película con unna manifestación rebelde en toda regla contra la cultura de la estética barby americana, y con la parafernalia y falsedad que tienen los concursos de belleza, amén de los estereotipos de niñas/ mujeres provocativas y cerradas de mollera o con mollera inexistenteque publicitan.
Lo dicho, una película muy aprovechable y muy bien interpretada. Me gusta mucho Olive.

M. Carmen Ginestal Chamizo.

Anónimo dijo...

Película muy entretenida, que te hace pasar un buen rato, aunque bajo mi punto de vista con un trasfondo bastante importante.

Son muchos los temas que se podrían analizar, como: las relaciones familiares, los miedos y complejos tanto de adolescentes como de adultos, la homosexulidad, la muerte, los problemas de pareja y como hilo conductor los concursos de belleza infantiles, las ilusiones de una pequeña niña y el apoyo incondicional de toda una familia.

Muy buena elección.

Rosalía Benítez

mariana dijo...

Película muy emotiva y divertida, aunque con tintes melodramáticos. Cada personaje es un mundo particular y nos acerca a una problemática concreta, real, cercana. Parece que los protagonistas no aportan nada, pero cada secuencia, cada imagen hace que el espectador se sienta atrapado en la historia.
Me parece una película genial.

Anónimo dijo...

Esta película aborda de forma muy amena la vida de una familia (padre, madre, abuelo, hermano y tio de la protagonista que es una niña)un tanto peculiar, constituida por personas con inquietudes y modos de ver la vida muy diferentes entre sí, pero que se unen para llevar a cabo el sueño de la pequeña de la casa: presentarse a un concurso de miss en el que la han seleccionado a pesar de no ser muy agraciada. Destaca el amor que todos le tienen a la niña y los esfuerzos que hacen para que sea feliz a pesar de los pocos medios económicos con los que cuentan, provocando una unión familiar impensable al principio de la película.
Además también se abordan otros temas como la homosexualidad, las drogas, el fracaso laboral, el suicidio, la muerte, ect.

Elena López Parejo

Manuel dijo...

PEQUEÑA MISS SUNSHINE
Tengo que reconocer una cierta debilidad por esta película. Cuando vi el trailer en el cine no me pareció nada atractiva, más bien todo lo contrario, pero ante las buenas referencias que escuchaba de amigos, tuve la oportunidad de disfrutarla por primera vez en una sesión de cineclub no mucho después de su estreno. Tras asistir a la proyección, creo que es la tercera vez que la veo y me sigo riendo tanto como la primera vez.
Cierto es que el trasfondo no es para reírse: una familia en crisis, unida por el viaje, e integrada por un padre fracasado, un abuelo drogadicto, un adolescente que aparenta no querer tener nada que ver con los demás, por no decir de la última pieza del puzzle, un tío deprimido, abocado al fracaso profesional, tras terminar con su novio (el panorama de los Hoover hace parecer normal a Hommer Simpsom y los suyos). Ah, y la madre, la única nota de cordura.
Y es precisamente este es uno de los temas de mayor utilidad didáctica para la posible utilización de la película: la familia y los diferentes roles y actitudes que pueden desempeñarse dentro de ella. La reflexión sobre las distintas etapas de la vida, desde la infancia hasta la vejez, pasando por la adolescencia y la madurez es también un tema sugerente enfocado a partir del análisis de unos personajes que dan mucho juego Quizás los personajes que más cercanía puedan tener con nuestro alumnos sean la pequeña Olive y su hermano Dwayne, que pueden proporcionarnos un hilo de análisis muy prolífico. Sería oportuno analizar con los alumnos el tratamiento a la infancia y el afán por crear personaje-producto en miniatura (misses, en el caso de este todavía lejano ejemplo para nosotros de los americanos, pero ahí están los pequeños actores, deportistas, cantantes, etc). Otro aspecto de interés evidente es el tratamiento de la homosexualidad o el suicidio a través del personaje del tío Frank; la conversación en la mesa en la que tratan de explicar a Olive lo que es y le sucede a su tío, no tiene desperdicio.
El viaje como hilo conductor de la película (no tenemos por qué hablar siempre de una “road movie”) me parece un hilo conductor apasionante. En este sentido, me parecen particularmente interesantes películas como “El talento de Mr Ripley”, “La leyenda del pianista que cruzó el océano” o “Una historia verdadera”.
En fin, una película muy agradable, que puede proyectarse a alumnos de secundaria para analizar algunos temas pero sobre todo, para que disfruten de un buen rato
Saludos: Manuel Pimienta Muñiz

Anónimo dijo...

PEQUEÑA MISS SUNSHINE (Marisa Gil Burdallo)
Otra película agridulce en la que lo disparatado de las situaciones la acaban haciendo un ejercicio de risa agradable (incluso en el episodio del esperpéntico traslado del recién fallecido abuelo). Olive es un personaje encantador que puede servir de punto de partida para reflexionar con alumnos/as de todas las edades sobre su propia imagen y hábitos alimenticios (recuérdese la escena en la que tiene que tomas la difícil decisión de elegir menú en el restaurante). También Dwayne representa hasta extremos esperpénticos al adolescente desintegrado, que llega a cotas de autoaislamiento realmente preocupantes. La homosexualidad, las drogas, la muerte y el suicidio, pero sobre todo el fracaso son temas que aborda la película y cuyo tratamiento puede ser interesante en el aula tras el visionado de la película. MUY ENTRETENIDA Y RECOMENDABLE

Anónimo dijo...

La película me parece genial,muy divertida,en cuanto llegue a casa comente que había que hacerse de ella para que la viese el resto de la familia.
Presenta un nucleo familiar un tanto atípico,cada uno vive su locura particular,excepto la madre, que es la que se muestra más cuerda.La primera parte de la película cada uno de los personajes
está inmerso en su propio problema, pero a medida que se desarrolla la trama se ve como se unen todos los miembros de la familia para intentar lograr el sueño de la niña.
Pepa Moreno Bayort

Anónimo dijo...

Película divertida y con un guión muy original, que nos hace reflexionar sobre el significado de "éxito en la vida". El padre de esta curiosa familia es el creador de un programa cuyo fin es el triunfo profesional y personal, y como vemos es un auténtico fracaso. El verdadero logro de este hombre es su familia y por algo que no contempla su programa como es el amor y respeto que se da entre sus miembros.
El viaje que emprenden hacia el concurso de belleza será un camino hacia la superación de los miedos, inseguridades y angustias de los personajes y siempre garacias al afecto y a la comprensión de la familia.
Ana Andaluz Carmona

Anónimo dijo...

No podré aportar nada nuevo a los comentarios de los colegas. Esta película ya se ha trabajado en mi centro en Sociales y creo que se le puede sacar partido en familia, con hijos hijas, sobrinos sobrinas. El problema es que cuando vemos algo exagerado, aunque fuera real, podemos producir rechazo. Mis alumnos no se creen el desfile de modelitos final
Maribel Apostua

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.

¿Dónde estamos?


Ver CPR de Badajoz en un mapa más grande